Las siguientes son las ventajas que usted tiene al someterse a la Ley de Insolvencia:

  • Le permitirá a usted volver a adquirir bienes a su nombre.
  • Los acreedores insatisfechos no podrán a futuro perseguir bienes a su nombre.
  • El reporte negativo en las Bases de Datos caducaría en un año, si se realiza acuerdo de pago.
  • El procedimiento se adelanta ante una Notaría o Centro de Conciliación y solo en la parte final se acude a los juzgados civiles municipales  para la liquidación patrimonial.
  • El Procedimiento debe ser resuelto en un término corto, de uno a dos años.
  • Se suspenderán todos los procesos que se adelanten en su contra y no podrán iniciar nuevos procesos
  • Los acreedores insatisfechos no podrán perseguir los bienes que el deudor adquiera después o posterior al inicio del tramite
  • Las daciones en pago de inmuebles y vehículos se pueden hacer disminuyendo sustancialmente los gastos de traspaso, y de impuestos. Quien recibe los inmuebles los hace libre de todo tipo de impuestos.
  • Nuestra firma ha realizado un convenio con dos centros de conciliación de la ciudad para llevar a cabo estos trámites de manera rápida y expedita este tipo de Procedimientos de Negociación de Deudas.